-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

domingo, 19 de enero de 2014

Justo a tiempo

Ah, ¡pero si ya estás aquí! Pensé que igual tardabas más en llegar, que igual te parabas media hora frente a un escaparate viendo cada uno de los detalles de ese blusón que está muy por encima de tu sueldo. No se por qué pensaba que quedarías atrapada al pasar por Ópera y que el atardecer se topase con tus ganas de soñar despierta. Estaba casi segura que caerías en brazos de algún desconocido con el que conversar tras tropezarte con algún baldosín. Llámame loca si hubiera dicho que Madrid iba a ser capaz de hacerte tardar más de la cuenta enredándote en las luces de Navidad que poco a poco van huyendo de las calles. Conociéndote me había preparado a esperar aquí, sentada con mi café sin azúcar y tu libro sin letras ni dibujos, escuchando cantar sobre el Monteperdido. Si es que pocas veces puede decirse que la Inspiración llegue a tiempo, con lo que te gusta hacerme improvisar; acomódate el sombrero anda, que se te va a caer. 

Ce.


No hay comentarios:

Publicar un comentario